Notas de prensa

ROSSELLÓ Abogados participó en la primera concesión otorgada directamente como resultado de una Iniciativa Privada

ROSSELLÓ Abogados fue el asesor legal del Consorcio integrado por Graña y Montero Petrolera y Oiltanking Perú, que recientemente obtuvo la primera concesión entregada por el Estado peruano a través de la modalidad de Iniciativa Privada (IP).

“Este proyecto resulta de suma importancia, no solo porque constituye una alternativa de transporte que competirá con el transporte del GLP que hasta la fecha se viene realizando de manera casi exclusiva por vía marítima desde Pisco hasta el Puerto del Callao, sino también porque es el primer proyecto de infraestructura adjudicado directamente por el Estado Peruano, a través de PROINVERSIÓN, al inversionista privado que lo planteó mediante la modalidad de Iniciativa Privada”, señaló Hugo Morote, Socio de ROSSELLÓ Abogados.

Las IP permiten a un inversionista privado, identificar un determinado proyecto sobre recursos del Estado y presentarla ante la entidad de gobierno correspondiente para su evaluación y trámite. Si el proyecto es declarado de interés por el Estado, se otorga un plazo de tres meses para que cualquier tercero manifieste su intención de competir con el autor de la iniciativa; en este supuesto, luego de que el tercero otorgue las garantías exigidas por la ley, se realizará una subasta en la que solo participan el autor de la iniciativa y los terceros que manifestaron su intención de competir. En caso que no se presenten terceros interesados en el proyecto, éste se adjudica de manera directa al proponente de la IP.

“Las IP son, simultáneamente, una herramienta muy flexible para los inversionistas (pues ellos definen la estructura que consideran adecuada para un proyecto) y muy útil para el Estado Peruano (porque permiten desarrollar más proyectos de inversión en infraestructura). Esto último porque los proyectos ya no se limitarán a los originados en concursos organizados por el Estado, sino que también provendrán (esperamos mayoritariamente) del impulso de los privados” anotó Miguel Sánchez-Moreno, Asociado Senior de ROSSELLÓ Abogados.

ROSSELLÓ Abogados asesoró al Consorcio desde el diseño y la estructuración del proyecto, pasando por la presentación de la IP a PROINVERSION, hasta la adjudicación directa de la concesión y la celebración del respectivo contrato.

El proyecto demanda una inversión aproximada de US$100 millones y consiste en la construcción de una planta de recepción y bombeo que será instalada en Pisco, en la cual se recibirá el GLP desde la planta de fraccionamiento de Camisea que opera Pluspetrol. Desde dicha planta de bombeo, el GLP será transportado a Lima a través de un poliducto de 245 km. de extensión, que deberá ser construido por Poliductos del Perú S.A.C., hasta una planta de almacenamiento que será construida en la ciudad de Lurín, desde la cual se abastecerá a los usuarios del GLP. El contrato tiene una duración de 30 años, debiendo estar construido todo el sistema dentro de los primeros tres años.

Como asesores legales de la operación participaron, por parte del inversionista privado, el Dr. Hugo Morote y el Dr. Miguel Sánchez-Moreno de ROSSELLÓ Abogados; por PROINVERSIÓN, el proceso estuvo a cargo del Ingeniero Luis Ortigas y como asesor legal del Dr. Paul Sumar Gilt. Por Graña y Montero Petrolera S.A. participaron los señores Francisco Dulanto y Aldo Espinoza y por Oiltanking Perú S.A., subsidiaria de Oiltanking de Alemania, el Sr. Andrés Bereihl.